¿Cuál es la clave? Ser diferente a los demás, mostrar algo que te dé valor y esforzarte al máximo para conseguir tus objetivos. Porque está claro que el que algo quiere, algo le cuesta.

Esto se puede conseguir de forma sencilla, siguiendo los prácticos consejos que te proponemos a continuación. Atentos:

1. Capta la atención con tu currículo

La hoja de vida o currículo de debe ser breve, no más de una o como mucho dos páginas. Nunca debe ser impreso por las dos caras. Incluye lo más importante de forma destacada, en negrita, como pueden ser tus puestos de trabajo o logros que hayas conseguido. De esta forma los responsables de recursos humanos de un simple vistazo podrán quedarse con lo más importante de tu CV.

Cuida mucho las faltas de ortografía, ya que suele ser razón suficiente como para descartar a los candidatos. Destaca premios, logros o anécdotas que hayas conseguido por las compañías en las que has participado. Esto puede ser cerrar un negocio con éxito, desarrollar un nuevo proyecto o elevar el número de ventas con respecto al anterior.

Una vez que tu currículo esté rellenado de forma correcta, Adecco, la consultora, sugiere que modifiquemos cada uno de ellos dependiendo de a qué empresa lo dirijamos.

2. Cuida las redes sociales

En torno al 73% de los responsables del área de recursos humanos, utilizan la red profesional LinkedIn, u otras plataformas online para reclutar talento.

Antes de solicitar que un candidato acuda a una entrevista, los profesionales de selección se encargan de buscar las redes sociales que estén bajo el nombre de esa persona. De esta forma se aseguran de que el individuo que están entrevistando sea realmente lo que dice ser.

Aprovecha LinkedIn para sacarle el máximo partido a tu CV, participa en grupos de profesionales, opta a nuevos puestos laborales, a empleos, conoce gente nueva, amplía tu red de recursos. Incluso cuentas con una zona donde destacar qué causas benéficas te interesan, qué habilidades y capacidades tienes, e incluso los demás podrán dejar recomendaciones sobre tu perfil.

Vigila también Instagram, Facebook o Twitter, e intenta dar una imagen adecuada, sobre todo en la imagen de perfil, ya que será la primera impresión que les generes.

3. Escribe un “blog” y crea reputación “online”

Escribir un blog personal es una forma estupenda para darnos a conocer. De esta forma creas un espacio donde muestras qué temas te interesan, y a dónde quieres llegar a nivel profesional o cómo te gustaría enfocar tu carrera.

Elige una temática que te apasione y cuida mucho el vocabulario y lo que escribas. Es bueno que decidas un dominio atractivo y fácil de recordar, para que los suscriptores que consigas quieran volver y se acuerden cuando lo deseen hacer. Puedes buscar un hosting de pago o uno gratuito, según tus circunstancias. No obstante recuerda, que esto puede ser un plus en un proceso de selección.

4. Amplía tu networking

Con networking nos referimos a la red de contactos profesionales que se pueden llegar a establecer. Con el objetivo de alcanzar nuevas ofertas laborales, incluso de aquellos puestos laborales que no salen a la luz más allá de la propia empresa, el contar con nuevos contactos puede ser un plus a la hora de cambiar de trabajo.

Realizar charlas, conferencias o acudir a congresos y cursos, puede ayudarte a ganar visibilidad y ampliar tu red de contactos profesionales.

5. Organiza una búsqueda multicanal

Revisa de forma detenida la empresa en la que te gustaría trabajar y averiguar quién es el responsable del área con la que quieres contactar. Ten en cuenta que a día de hoy la mayoría de CV son entregados mediante modalidad online, por correo electrónico, pero también baraja la posibilidad de llevarlo en mano al lugar.

Una vez tengas localiza al profesional de tu ámbito, intenta contactar directamente con él o ella. Puedes llamarlo o enviar un mensaje por correo electrónico, donde dejes tus datos personales, una carta de presentación y tu currículo. Esto ayudará a que tengas más posibilidades de éxito.

6. Infórmate de la actualidad

Es importante que te mantengas informado de la actualidad, sobre todo si son noticias relacionadas con tu área de trabajo. Esto puede ayudar a que sepas mantener conversaciones actuales con los demás, dejando claro que estás bien informado y que tienes interés en ello.

También te ayudará a saber qué empresas necesitan nuevos empleados, con el fin de que puedas enviar tu CV cuanto antes y contar con mayores posibilidades.

7. Prepara tu ropa para la entrevista

Es importante que sepas que no debes ir con la misma ropa a una entrevista para una entidad bancaria o para trabajar como abogado, que cuando vas a trabajar de dependiente en una empresa de bricolaje. En los tres casos deberás ir formal, pero adecuándote a su estilo, ya que no siempre deberás ir de traje y corbata. Asegúrate antes de presentarte a la entrevista.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben